top of page
  • ivanjiron

¿Qué es el Déficit Atencional?

En pocas palabras, el Déficit Atencional (TDAH - por su nombre completo Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) es una condición de neurodiversidad, cuyas características más relevantes son:

  • Distractivilidad

  • Impulsividad

  • Hiperactividad

  • Introspección/Falta de involucramiento con el momento

  • Dificultad para el seguimiento de instrucciones

A partir de esta superlimitada descripción, tanto la medicina (sobre todo la psiquiatría, y más recientemente la neurología) y la psicología, han realizado muchísima investigación, y con el tiempo fueron descubriendo que:

  • No todos los casos de TDAH reaccionan igual a los mismos tratamientos.

  • El abordaje farmacológico no puede, de ninguna manera, constituir la totalidad del proceso de tratamiento.

  • Es reflejo de un cerebro que funciona distinto al cerebro promedio (se calcula que entre el 10 y 15% de la población mundial tiene Déficit Atencional).

  • Los síntomas del TDAH no desaparecen con la edad.

  • No existe evidencia que lo ubique en la categoría de un problema de aprendizaje.

  • Los síntomas del Déficit de Atención van mucho más allá del ámbito académico, afectando básicamente todas las áreas de la vida de una persona.

  • El exceso de estrés, o la falta de educación emocional en las personas, puede llevar a las personas a desarrollar síntomas similares al TDAH.

  • Existe evidencia que vincula al TDAH a diferencias estructurales y funcionales en la bioquímica cerebral de sustancias neuroconductoras como la dopamina, la serotonina, la noradrenalina, la oxitocina y la norepinefrina. Todas ellas con funciones que afectan el estado de ánimo, la motivación y otros procesos neurológicos complejos.

  • El cerebro de las personas con déficit atencional tiene diferencias estructurales cuando se compara al cerebro promedio del ser humano, como por ejemplo:

    • Un cortex-prefrontal más delgado.

    • Disparidades mínimas entre hemisferios.

    • Diferencias estructurales en cúmulos y zonas del cerebro relacionadas a la regulación emocional, la priorización y la memoria

  • Los síntomas del Déficit Atencional son suceptibles a cambios ambientales, conductuales y el trabajo en la autopercepción de la persona.

  • El Déficit atencional puede ser el origen del éxito de las personas que lo tienen.

  • No existen dos personas con Déficit Atencional que lo vivan exactamente igual, es decir, varía de persona a persona.


Por lo tanto, poco a poco, se fue llegando a la conclusión de que el Déficit Atencional no es un problema médico que se pueda "curar"", sino más bien, la manifestación de una condición de origen neurológico que implica la totalidad de las áreas de la vida de la persona, y las oportunidades de desarrollo que esta tenga en su entorno.


El cambio del paradigma médico hacia el paradigma de la neurodivergencia, abrió las puertas hacia nuevas estrategias de abordaje del TDAH, y de tantas otras condiciones que caben dentro de esta amplísima sombrilla. Hoy por hoy, las personas con un cerebro con TDAH, podemos fácilmente decir con un poco de humor y orgullo que el Déficit de Atención es, tal y como lo dijo el Dr. Edward Hallowell, tener "un cerebro marca Ferrari con frenos de bicicleta", conscientes de que hay que trabajar (asumiendo plena responsabilidad) en el proceso de cambiar el sistema de frenos.


Referencias:


7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page